ESCUELA DE FUTBOL

En 1988 en Bogotá se trasladó la Escuela de Formación Deportiva de Chía Cundinamarca la cual contaba con diez deportes de formación, entre ellos el Futbol. Esta escuela trabajaba en las instalaciones del colegio Nacional Nicolas Esguerra donde Tucidides Perea Rosero prestaba sus servicios como docente. Fué así como después de ver el interés que se despertó en los estudiantes, el talento con el que ellos contaban y el fenómeno deportivo de Colombia, Tucidides Perea crea la ESCUELA COLOMBIANA DE FUTBOL Tucidides Perea Rosero, ESCOFUTUPER, con el fin de apoyar a las categorías inferiores, buscando el método que les permitiera sacar el mayor provecho del proceso planteado y llegando a la conclusión de que era indispensable hacer énfasis en este programa de formación. La Escuela Colombina de Futbol ESCOFUTUPER propende por el desarrollo y perfeccionamiento de las condiciones y cualidades físicas y motrices a través del juego del futbol mediante el entrenamiento pedagógico, metódico y científico, adaptado a las condiciones y necesidades propias de la edad de los futuros futbolistas.